690 17 06 08 / 910518481

La psicología deportiva o psicología del deporte es la ciencia -subdisciplina de la psicología- que estudia el comportamiento de las personas en el ámbito deportivo. Tiene dos objetivos principales aprender de qué modo los factores psicológicos afectan al rendimiento de las personas que lo practican y comprender de qué manera la participación en el deporte y la actividad física afecta al desarrollo, la salud y el bienestar personal.

La psicología deportiva trabaja dentro del ámbito deportivo tanto con deportistas o practicantes de ejercicio físico, los monitores y entrenadores, árbitros y jueces, padres de deportistas, todos ellos como los principales protagonistas de la práctica del ejercicio físico y práctica deportiva.

Desde INSTEDE se ha visto la importancia de que sus alumnos y alumnas de TECO y TSEAS estén formados en psicología deportiva, como una forma de desarrollar su propias competencias y habilidades personales y profesionales, y como una forma de que conozcan, comprendan y manejen cuales son los principales aspectos psicológicos que afectan a sus deportistas o practicantes de actividad física.

Los alumnos y alumnas de INSTEDE dentro de su formación deportiva completan su conocimiento con saber qué trabaja un psicólogo del deporte, con quién trabaja y cómo trabaja. Sabiendo en qué consiste el entrenamiento mental de deportistas de distinto nivel de rendimiento, de distintas edades y de distinto nivel de competición, así como de clubes deportivos, tanto en el plano teórico como práctico.

La psicología del deporte ayuda al entrenador, monitor o técnico deportivo a potenciar sus competencias personales y potenciar sus competencias sociales. Dentro de sus competencias personales le forma en autocontrol emocional, ya que todos sabemos que a veces se pierde el control de las emociones en competición o entrenamientos cuando, por ejemplo las cosas no salen como uno quiere, de forma que la psicología deportiva trabaja para que el entrenador/monitor deportivo sepa gestionar sus emociones y no llegue a descontrolarse, lo que en realidad puede hacer perder el control de los alumnos de su clase o de su equipo; otro punto importante de la tarea de un psicólogo deportivo es ayudarle a planificarse de forma adecuada su tiempo y saber autogestionarse, ya que se sabe del estrés por al autoexigencia que conlleva dirigir a grupos y equipos, donde se debe dar a cada uno lo que necesita de forma individual pero dentro de un grupo. Sin olvidar trabajar en un aspecto como la autoconfianza, sabiendo que cuando confía en su trabajo lo desarrolla con mayor eficacia y satisfacción.

Así mismo, la psicología del deporte trabaja con el entrenador/monitor sus competencias sociales a nivel de la formación de procesos tan importantes como el liderazgo, la gestión de las relaciones, la empatía, la resolución de conflictos o la cohesión, entre otros. Sabiendo que cuando el entrenador sobre todo se comunica bien con su grupo, es un modelo de comportamiento, tiene carisma y predica con el ejemplo, el equipo o grupo funciona mejor.

Otra faceta importante de la formación de los entrenadores por parte de la psicología deportiva, es conocer y manejar aspectos psicológicos que afectan a sus alumnos/as y deportistas, aspectos cómo aprender a motivarles y mantenerles motivados a lo largo de la temporada o curso, entender cómo funciona la capacidad de atención y la concentración y de esta manera, saber manejar cuando poner cargas mayores de trabajo por ejemplo o no dar largas explicaciones al final de las clases o entrenamientos, entre otros aspectos psicológicos.

INSTEDE forma a sus alumnos y alumnas de TECO y TSEAS en sus centros en tan importantes aspectos para poder desarrollar su trabajo con mayor éxito dentro de un mundo laboral muy competitivo y como hemos dicho genera mucho estrés por el nivel de autoexigencia que le imponen desde los centros deportivos y clubes. Procurando con ello que adquieran habilidades y recursos que les ayuden a tener una salud mental de acorde a su formación. Ya que mente y cuerpo no pueden separarse.

El psicólogo deportivo trata de optimizar el rendimiento y aprendizaje de las personas con las que trabaja y los entrenadores y monitores son unas de esas personas, ya que éstos van a ejercer una importante influencia sobre los deportistas y practicantes de ejercicio físico con los que trabajan. Es una forma de ayudarles a entender como la mente influye en el rendimiento que obtienen las personas cuando hacen actividad física y estrategias para que cada uno llegue a su máximo rendimiento. Por ello, en INSTEDE son conscientes de que sus alumnos y alumnas de TECO y TSEAS estén formados en estas habilidades y recursos.

En conclusión, a modo de resumen podemos decir que los psicólogos deportivos se han ido incorporando poco a poco a los cuerpos técnicos de los clubes deportivos para trabajar con el cuerpo técnico y con los deportistas, a los gimnasios y centros deportivos para asesorar a monitores/entrenadores y deportistas que acuden a ellos, y es una ciencia en expansión que poco a poco irá ganando más terreno en el mundo de la actividad física y del deporte.

 

Call Now Button